Actividades

“La misión evangelizadora lleva consigo el desarrollo integral del hombre”
(Const. 93)

Son tareas propias de la Congregación no solo el primer anuncio del Evangelio sino todo cuanto sea necesario en el campo de la Evangelización integral, para llegar al afianzamiento de las comunidades cristianas.

Educación integral, catequesis, asistencia sanitaria y social, dispensarios, visitas domiciliarias, promoción humana en general, promoción de la mujer, trabajo con los marginados, desplazados, campesinos, hogar para niños huérfanos, trabajo con ancianos, siempre desde el espíritu de las Bienaventuranzas.

En cualquier lugar donde estemos, dedicaremos nuestras preferencias a los más pobres y necesitados en bienes materiales, morales y religiosos.

Por Espíritu Eclesial y Congregacional realizamos nuestra misión en nombre de la Iglesia.